lunes, 6 de septiembre de 2010

Carta desde el Sur de la frontera, literal.

Creo, en días como estos, de charco y gotas, que el amor, por decirlo de una manera: "me inunda" .Falta tan poco para que sea lunes, faltan tantos kilómetros para estar en casa, para poder tocar tu boca invadida por las pecas.

Tu
Soportas mi nariz como nadie mas lo hace, nunca me importo compartir lo que siente mi nariz con nadie, hasta un día que el tren se iba, y yo en días como esos de frío en que me inunda todo menos el agua, pensé en todo eso que evado para no morir de llanto, es normal, es lo mas natural de mi mundo.
Tú eres así
Yo no tengo palabras para describirte, he de decir, que siempre has tenido tantos ojos como te lo has permitido.

Nos dimos los besos que necesitábamos (uno) para continuar con la historia pero esta vez sin escribirla, una parte de la historia fue narrada en una fogata, la otra fue esculpida en la arena del mar, la otra una blanca banca de parque, una tubería rota y reparada, nada más.

Nosotros nunca fuimos a Paris, somos una historia simple, no hablábamos de Shiele ni de Lope, no tomábamos vino. Nosotros nos despedimos sin llanto, sin remordimientos, somos una historia exquisitamente simple. Jamás tuvimos un gato, pero teníamos un refugio de huracanes en los brazos, almohadas blandas en el pecho, sofá cama para dos, linternas, perchero, pistas de hielo en los sueños.

4 comentarios:

Blas Barajas, escritor dijo...

Pues sí, una historia de amor que no vende el exotismo del escenario, no la excentricidad y manías de los protagonistas. Es más simple y cotidiano de lo que pensé: se trata de un amor que se nutre de las pequeñas cosas que pueblan el mundo. Si no fuera porque eres de Obregón, y allá creen que se lo mercen todo, diría que me ha gustado mucho el texto. Aún así tengo que decirlo, pero como tú eres de Obregón, y no sé si tu regionalismo es verdadero, y yo soy de Hermosillo y odio el regionalismo y el provincianismo y sus alrededores, entonces diré que está chida tu carta. Saludes y besos

Creeperius dijo...

Me gusta tu estilo tan libre y despreocupado. Espero con ansia la siguiente entrada.

Anne De Lenclós dijo...

Dianita, es que tenemos utopizado al amor? no sé yo eh, es como mas bien amor de soñador. Nunca fueron a paris, pero nadie soporto nunca mejor tu nariz y eso no tiene precio. Bonita entrada, bonita!

js dijo...

si. gracias por la visita. lindas tus cosas. salud!