lunes, 9 de agosto de 2010

cuando uno no es una pintura de shaggal

Voy a hacer millones de mariposas de colores con todo esto.

Algún día tenía que pasar.

No puedo más que estar de tu lado, ser tu copiloto miope.

En esa ruta entre meteorito y tienda de mascotas.

Para mi esta todo claro, el olor de café, indudablemente vendrá seguido de tu olograma

Y en todas las noches que no llueva

Y en las que si llueva y nadie me abrace

Estas equivocado, estas cosas no se echan a la basura

Del lado de acá se escucha un corazón latiendo casi roto

El tacón de una mujer al borde de un suspiro.

Allá, debajo de esa mesa, lo único seguro es que yo no estoy contigo

Duermo en otro lugar, a solas.

Y no sueño contigo

Sueño con un cuaderno de dibujo nuevo

Con lápices a los que nunca se les tiene que sacar punta

Ya es otro tiempo , me lo dicen las estrellas que son durante el día invisibles

como yo lo soy cuando te afirmo que no puedo más que estar a tu lado y no me ves

no con estos cabellos que caen azules por mi espalda, por mi cara.

Ya es otro tiempo, así de simple. Así de distinto.

Lejos de ti, los girasoles duermen deprimidos.

Lejos, una mujer duerme desnuda en una pintura de Shaggal

Duerme bajo un florero

Sabe que está enamorada

Nadie puede estar no-enamorado en una pintura de Shaggal

El plasma siempre definiciones correctas del amor

Gente que flota abrazados.

Tú duermes sin flotar

Yo no sueño contigo.

Esto es menos triste de lo que se lee

Con tantas cosas para soñar

Sin nadie que me espíe del otro lado de mi almohada

Hoy no pienso en el momento

Pienso simplemente en que todo esto

Mañana que despierte

Servirá para hacer montañitas de azúcar,

Alguna vez tenía que ser así.

2 comentarios:

luciernaga dijo...

es un debate interesante, digo el testimonio y la ficción poética. Pero a veces me da por poner el cuerpo en la escritura. Me gustó tu post. Un abrazo

Olea dijo...

helou