miércoles, 14 de octubre de 2009

Noe.

Maldita punta de mi nariz
Nada puedes hacer
Nada mas que doler y ya.
Nada más que ocasionarme nublamiento de ojo
Humectación de pestaña
Día gris después de los nublados
Aun que con sol, maldito gris cobarde.
Nada puedo hacer más que estar aquí
A distancia
Estúpidamente sentada
Con la nariz dolida
Mientras tú te dueles todo aya a lo lejos
Y yo no ahí, sin hacer nada.
Acá, abra más sol, como siempre
Aya abra lluvia como aquí nunca
Despedidas como en todas partes
Como a cada segundo.
Como en marzo, como los domingos.
Mientras tus pestañas se ahogan en el diluvio
Después, el arcoiris ya no significara mucho.
Tu querrás únicamente lo que se fue
Y no el cielo coloreado.
Y yo aquí
Tan inservible como la policromía al ciego.
Mientras tu aya te llueves todo
Te inundas, te maremotos.
Te partes con los rayos
Y yo en la silla donde sobrevivo
Espero
Te espero
Con mi abrazo que es orfanato
Con mi boca que da y se retuerce
Con la paz que por ahora no tengo
No tenemos.



Diana Chan
la semana pasada.

4 comentarios:

Olga S.Isidro dijo...

Primeramente darte las gracias por llegarte hasta mi blog, segundo decirte que todas las entradas son única y exclusivamente escritas por mi, no sé si son mejores o peores que las de los demás, pero son totalmente mías.
Después voy a leerte con un ratito más de tiempo, pues hay muchas cosas que te quisiera decir sobre lo que estoy leyendo, pero debo darme tiempo para verlo todo mejor.
¡Volveré!
Un abrazo.

Sandokán dijo...

soy el primero en reconocer que no es tu fuerte la poesía.

DIANA-CHAN dijo...

mentiraaaaa , la primera fui yo.

JC dijo...

Hola
Revisando mis viejos posts me encontré con un comentario tuyo y el enlace... y pues paso por aquí a saludarte. me gusta tu blog, tus imagenes, tu cura...
saludos