miércoles, 12 de agosto de 2009

soy un insecto feliz.


foto: Diastole de un insecto.



El insecto encuentra la felicidad plena en las gotas de miel, en la azúcar espolvoreada, en las plantas que no son carnívoras, y cuando emigran, se escuchan sus risas hasta la calle por donde camino a la escuela.

Yo encuentro la felicidad plena en la calidez con que abres la puerta, con la que me preguntas si tengo hambre, en las veces que piensas en mi y ni yo misma lo se, y nadie lo sabe.

ahí
cuando me callas, cuando me guardas exclusivamente para ti, puedo oler la gotera que yo ocasione y como el azúcar se ha espolvoreado en una de tus manos, y puedo escuchar como es ahí el sitio ideal para vivir feliz y mañana emigrar a las gotas de miel de la punta de tu nariz.

(la libélula que soy cuando no soy una simple comezón en la frente, esta desnuda)

8 comentarios:

Rarezas Corp. dijo...

y si hubiera un zapato gigante?

Betoman dijo...

:)

LobselVith dijo...

Hace tiempo alguien dijo "no soy un hombre que se convirtió en insecto. Soy un insecto que soñó que era hombre. Ahora el insecto está despierto".

Tus antenitas son mejores que las del chapulín colorado =P y ni se diga el vestuario.

Saludos

Un Caballero dijo...

Y si hubiera un zapatote chiquito?

Nice (-.<)!

Ricardo dijo...

me ha encantado tu blog, te estaré leyendo, un beso...

Sandokán dijo...

y por que la sensuraste?

Aarón dijo...

bueno, interesante. Habría que consultarle a Gregorio Samsa de "la metamorfosis" si el proceso de transformación es tan placentero, pero sin duda tenemos mucho que envidiarles.

saludos

Aarón dijo...

bueno, interesante. Habría que consultarle a Gregoria Samsa de "la metamorfosis" si el proceso de transformación estan placentero, pero sin duda tenemos mucho que envidiarles.

saludos.